El Museo

Entrada y visita guiada gratuitas.

Bon cadeau pour toute visite au Musée FragonardA un paso de la Ópera Garnier, en el corazón de París, el Museo del Perfume propone un concepto museístico único y expone de forma didáctica y original todas las etapas que dan vida a este mítico objeto de lujo y de nuestra vida cotidiana: el perfume. La Perfumería Fragonard presenta así todos los secretos de fabricación: materias primas, recolección, extracción, destilación, formulación, industrialización, llenado de frascos y, por supuesto, el proceso de creación y el oficio de nariz. En la segunda parte del museo, una excepcional colección de frascos antiguos repasa la historia del perfume, del antiguo Egipto al siglo XX: tarros de kohl, pomanders, vinagretas, pebeteros, saquitos de olor, estuches de viaje, frascos de sales, frascos preciosos…

 

Descubra los diferentes espacios del museo gracias al plano interactivo

DISCOVER THE MUSEUM'S DIFFERENT AREAS

El Espíritu del lugar

El Museo del Perfume de París, situado en un lugar poco conocido por el público, está dotado de un asombroso patrimonio arquitectónico. Este lugar, cargado de historia, era, en el siglo XIX, el Eden Théâtre, construido en estilo orientalista. Recibía grandes ballets maravillosos, en boga en esa época. Debido a una gestión arriesgada, fue transformado en pista velocipédica en la que los parisinos aprendían a montar en bicicleta, medio de transporte completamente moderno en esa época. Y en 1896, se construye un conjunto inmobiliario hausmaniano, en el que se instala el célebre negociante de muebles ingleses Maple & Co, donde permanecerá 118 años. En 2014 cesa su actividad comercial y cede las llaves de su establecimiento a la Casa Fragonard.

Las Materias primas

Instaladas en el espíritu de un gabinete de curiosidades, las piezas expuestas en este primer espacio evocan la historia del laboratorio de perfumería. La vitrina presenta objetos utilizados en otros tiempos: tarros de farmacia, cartas geográficas, grabados, materias animales, instrumentos de medida, láminas de botánica, etc. Por otro lado, un mapa interactivo propone un viaje olfativo alrededor de los cinco continentes para descubrir las flores de perfume más emblemáticas: el osmanthus de China, la bergamota de Italia, el sándalo de Australia, etc.

La sala de los Alambiques

Aquí, el visitante se sumerge en el ambiente de una fábrica de perfumería de principios del siglo XX. Alambiques, fotos antiguas y películas, de archivo y recientes, repasan las diferentes épocas de fabricación del perfume y dan testimonio de la evolución del oficio en estos 100 últimos años. Sin embargo, aunque modernizados y mecanizados, los gestos siguen siendo los mismos: los de los hombres que cultivan, recogen, seleccionan, mezclan y embotellan esos preciosos jugos.

El Nariz

Mago, artista, químico, el perfumista utiliza todos sus talentos para componer un perfume. Posee un saber hacer único y desarrolla su propia firma olfativa. A menudo comparado con una obra de arte, la creación de un perfume necesita meses, a veces años. Creador por esencia, todo el arte del nariz es saber innovar, oler y reflejar el espíritu de la época.

Las Colecciones

Rico en una excepcional colección de objetos de arte vinculados a la perfumería, el Museo Fragonard expone piezas raras, desde la Antigüedad hasta el siglo XX. A través de los tiempos y de las tendencias, el perfume se encuentra en tres estados: líquido, solido y vaporoso. Las colecciones reflejan, en un orden cronológico e histórico, estos diferentes aspectos del perfume y sus diversas utilizaciones. Comenzada por Jean-François Costa en los años 50, la colección se amplía sin cesar bajo el impulso de Anne, Agnès y Françoise Costa, actuales dirigentes de la Casa.

La sala de las Etiquetas

Atributo especial del frasco, la etiqueta aparece a finales del siglo XIX, con la llegada de la industrialización. A menudo olvidada, Fragonard ha deseado dedicarle un espacio propio, exponiendo los más bellos ejemplos de su importante colección y mostrando igualmente todas las modas y todas las tendencias artísticas de principios del siglo XX.

La sala de Olfacción

En medio de una puesta en escena que describe los grandes momentos de la Casa Fragonard desde 1926, el visitante podrá prestarse al juego de la olfacción y afinar su olfato. ¡Teste su nariz!

El Taller del perfumista

Detrás de esta puerta se encuentra el taller del perfumista… Verdadero laboratorio de los olores, este espacio, dedicado a los talleres Aprendices Perfumistas, permite descubrir los secretos de la creación de las fragancias.

La Tienda

Situada encima de los espacios del museo, la tienda propone todas las gamas perfumadas de la Casa Fragonard: perfumes, eaux de toilette, jabones, velas, difusores, así como cosméticos, geles de ducha y estuches regalo. La oferta Fragonard es particularmente rica y múltiple: florales, afrutadas, achipradas, amaderadas u orientales, una magnífica forma de prolongar su visita descubriendo todas las familias olfativas y encontrar el perfume perfectamente adaptado a su personalidad, sus gustos, y sus deseos. Las colecciones Fragonard arte de vivir, decoración, moda y accesorios se encuentran en una tienda vecina situada en el nº 5 rue Boudreau, Paris 9 (a 20 metros del museo).